POR EL MUNDO

0
181
Caminamos por la tierra, por senderos y vericuetos,
buscando entre infinidad de rostros, uno en especial.
 
Por fin, después de mucho divagar por calles, plazas
y avenidas, nos encontramos con el deseado, dándonos
la impresión, de haber caído de nuevo en la tierra.
 
¡No hay luz sin día, ni noche sin mañana!!
La noche se esconde en la oscuridad para pasar
desapercibida…
 
La luna, al saberse carente de brillo, desea ocultarse
tras las nubes, hasta recuperar su aspecto, para
reflejarse en el agua de los ríos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.