PEKÍN (Reuters) – Los precios al consumidor de China posiblemente se mantendrán estables en la segunda mitad del año, dijo el sábado la agencia de planificación estatal, aliviando los temores que se habían fortalecido en medio de la escalada de la disputa comercial entre Pekín y Washington.

“El mercado en general cree que el ambiente macro es estable y los suministros en el mercado son suficientes”, dijo un funcionario en el departamento de precios de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma.

“El nivel general de los precios continuará estabilizándose y es pobo probable que estos aumenten significativamente”, agregó, en comentarios publicados en el sitio en internet de la agencia.

La inflación anual al consumidor en la segunda economía mundial se mantuvo casi sin cambios en mayo respecto al mes previo, debido a que los precios de los alimentos permanecieron mayormente estables, mostraron datos oficiales anteriormente este mes.

Los comentarios, sin embargo, se conocen en medio de la escalada de las tensiones comerciales con Estados Unidos, lo que ha alimentado temores de presiones alcistas en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de China.

El valor de los productos agrícolas, en particular, podrían saltar a partir del 6 de julio, después de que Pekín imponga aranceles a las importaciones de soja y otros productos de Estados Unidos utilizados como alimento por su enorme sector ganadero.

Eso podría llevar a nuevas alzas del precio del cerdo, que tiene un enorme peso en la canasta para calcular el índice.

El comunicado destacó, sin embargo, que la capacidad de producción de cerdo está en un nivel alto, mientras que los inventarios de granos y aceites comestibles también son relativamente elevados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor coloque su comentario
Por favor ponga su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.