La conversación jamás empieza al instante, ni de
manera apresurada.Nadie muestra prisa en hacer
una pregunta,por importante que sea, ni a nadie
se le insta para que responda. Una pausa que
de tiempo para la reflexión, es la manera cortés
de iniciar y desarrollar una conversación.
 
El silencio posee un significado para la gente, y la
práctica de la auténtica cortesía, exige un espacio
de silencio, antes de tomar la palabra, respetando
la norma según la cual < la reflexión sobreviene
antes que la expresión>.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.