Las autoridades de Riad reconocieron oficialmente el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el interior del Consulado de Arabia Saudita en Estambul. En las declaraciones emitidas por la televisión estatal saudí, el portavoz de la fiscalía admitió que la investigación inicial sugiere que Khashoggi murió el 2 de octubre tras “una acalorada pelea” en la legación diplomática, con personas que conoció en aquel momento.

Según la Agencia de Prensa de Arabia Saudí (SPA), el gobierno decidió reestructurar la Presidencia General de Inteligencia “para garantizar el correcto funcionamiento de su trabajo y la determinación de responsabilidades”, destituyendo de su cargo al vicepresidente, Ahmed bin Hassan bin Mohammed Assiri, y al vicepresidente de Recursos Humanos y al director general de Seguridad de la unidad.

Además, la orden firmada por el rey Salmán Bin Abdulaziz también suspendió al asesor de la corte real, Saud bin Abdullah Al-Qahtani, y al portavoz de la coalición árabe en la guerra de Yemen, Ahmed Asiri.

El decreto también señaló que la investigación del caso había llevado a la detención de 18 ciudadanos saudíes, sospechosos de haber participado en el incidente.

Horas antes el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, había conversado telefónicamente con el monarca saudí para intercambiar informaciones sobre el caso Khashoggi.

Por su parte la Fiscalía de Estambul continuó sus investigaciones en la búsqueda del cadáver del perodista, circunstancia a la que el comunicado saudí no hizo ninguna referencia, y completó hasta 45 el número de declaraciones realizadas por testigos, según informó el diario progubernamental Yeni Safak.

¿Quién era Jamal Khashoggi?

El periodista Jamal Khashoggi fue asesinado en el consulado saudí de Estambul. Foto: PL.

Khashoggi fue un periodista y exasesor de Arabia Saudita, de 59 años de edad, que se exilió hace un año en Estados Unidos luego de criticar las políticas del príncipe heredero Mohammed bin Salman, especialmente, en su arremetida contra Yemen.

En EE.UU. se desempeñaba como columnista del diario The Washington Post, en el que denunciaba el miedo, la intimidación y las detenciones de intelectuales que expresan opiniones y posturas contrarias a la familia real en Arabia Saudita.

Caso Khashoggi

Tras la denuncia por la desaparición del periodista, el Gobierno de Turquía indicó que Khashoggi pudo haber sido asesinado en las instalaciones del Consulado, al que acudió para tramitar unos documentos para su futuro matrimonio con la ciudadana turca Hatice Cengiz.

Las autoridades turcas presumen que el asesinato fue cometido por un equipo que llegó desde el reino saudí con ese objetivo y luego se marchó del lugar.

Según publicaciones de The Washington Post, Ankara posee pruebas en audio y video que demuestran que el periodista fue asesinado en las instalaciones.

El medio asegura que en el video se puede ver que fue detenido en el Consulado por un equipo de seguridad, después lo mataron y desmembraron su cuerpo mientras que otros dicen que lo sacaron del sitio en maletas o lo disolvieron en ácido.

Por su parte, medios turcos reseñaron que estas pruebas podrían haber sido obtenidas gracias al reloj inteligente que poseía Khashoggi, quien antes de ingresar al lugar lo había sincronizado con su móvil, que dejó en manos de su novia.

El reloj habría grabado las conversaciones durante el asesinato y las envió al teléfono. Posteriormente, la subió a la nube (sistema de almacenamiento en servidores remotos) pese a que los asesinos se dieron cuenta de la existencia del dispositivo y trataron de borrar las grabaciones. No lograron eliminarlas todas.

Por otro lado, Riad negó estar implicada en la desaparición del periodista y aseguró que este salió de las instalaciones con vida, por lo que se ofreció a colaborar con el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan en las investigaciones.

Ankara solicitó registrar el Consulado con un equipo de seguridad para buscar las pruebas, ya que considera que el asesinato del periodistas se realizó en esas instalaciones.

Países como Mauritania, Egipto, Jordania, Kuwai han mostrado su apoyo a Arabia Saudita ante las acusaciones de este hecho mientras que EE.UU., Inglaterra, Francia, Alemania, España y organizaciones internacionales han solicitado una investigación del caso y su pronto esclarecimiento.

(Con información de Agencias)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor coloque su comentario
Por favor ponga su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.