Reflexiones II

0
97
Si las personas solemos arreglarnos el cabello a 
diario, ¿por qué no hacemos lo mismo con el corazón?.
Alguien se mostraba furioso por no disponer de un
par de zapatos, hasta que se encontró con una
persona que carecía incluso de pies.
Es conveniente soñar lo que deseas, e ir donde
desees ir, intenta dejar de volar entre nubes doradas
y etéreas, y procura alimentarte de tus agradables
vivencias.
La senda de los justos, es como la luz de la aurora,
ella va en aumento, hasta que el día se torna
perfecto.
Debemos soñar despiertos, y vivir nuestras ilusiones,
mientras llega esa persona anhelada, que te diga
aquello que estás esperando oír…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.