Una novela que relata la gran crisis económica

y social de nuestro tiempo.

Cubierta_Serpentario_23mm_210114.indd

Serpentario o La agonía de un régimen es título del tercer y último volumen de la trilogía Los días de la gran crisis, que precedida por Tiempo de ruido y soledad y La disciplina de la derrota, ha escrito Felipe Alcaraz y, que al igual que las dos anteriores entregas, ha publicado la editorial Almuzara.

Según su autor, el título la obra responde a una metáfora; significa a la vez, una instalación para la cría y exhibición de serpientes y, en la mitología griega, una constelación que tomaba su nombre de la serpiente, que era el símbolo de la vida renovada.

Por ello, y jugando con este símil,  Serpentario, que es una novela coral aunque cobre un especial protagonismo el personaje Gregorio Pruaño, plantea la relación entre alguien en franca crisis personal totalmente curtido por la realidad y las conspiraciones políticas al uso, y el imaginario de un proceso constituyente que pretende renovar los valores y sacar al ciudadano de su atonía e impotencia en un momento especialmente convulso, lleno de escepticismo y escenarios casi utópicos.

El libro es, en definitiva, una novela escrita a modo de crónica realista sobre nuestra historia más reciente, con nombres y situaciones reales, en la que se entrelazan escenas y reflexiones de una dura época que algunos disfrazan solamente de crisis económica, cuando realmente, según se desprende del relato del autor, “nos atenaza una crisis de mayor alcance y envergadura”. Es en esta última parte de esta intensa trilogía donde Alcaraz realiza el esfuerzo de hacer el relato de la gran crisis económica y social que estamos viviendo,

“Esta es una obra de la invención. Cualquier parecido con la realidad o es casual o resulta inevitable. Sólo son ciertos, que no verídicos, una serie de personajes que, en todo caso, conservan los nombres que utilizan en la vida real. El resto son personajes ficticios, como lo es en parte el relato histórico escrito sobre la falsilla de lo que puede suceder en cualquier momento, pero aún no ha sucedido; o de lo que sea justo que sucediera pero nadie sabe si ocurrirá”, comenta sobre su obra el autor.

En cualquier caso, “se trata de una propuesta narrativa con un final abierto al imaginario de un proceso constituyente”, continúa Alcaraz,  quien con esta obra vuelve a su mejor registro narrativo, en una novela que formalmente se asemeja a la primera que editó con Almuzara titulada La conjura de los poetas.

Felipe Alcaraz (Granada) es doctor en Filología Románica, con una tesis sobre el concepto materialista de la literatura. Se dedicó a la política durante un largo periodo, tras desarrollar una labor académica en la Universidad de Jaén a lo largo de quince años como profesor de lingüística y crítica literaria.

Es autor de tres libros de poesía y nueve novelas, entre ellas, La conjura de los poetas (Almuzara, 2010), dedicada a la biografía ideológica del poeta granadino Javier Egea, yTiempo de ruido y soledad (Almuzara, 2012) y La disciplina de la derrota (Almuzara, 2013), primera y segunda parte, respectivamente, de su trilogía Los días de la gran crisis.

© Violant Muñoz i Genovés

© Mediâtica, agencia de comunicación cultural

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.