Situación

0
82
Entender o comprender ciertas ausencias,resulta difícil,
o como mínimo incomprensible, y menos aún, cuando
se hace para elegir caminos tortuosos.
Las agujas del reloj, han dado ya muchas vueltas,incluso
los meses, han resbalado por su esfera caminando con
paso firme.
Hay momentos, muy dolorosos para el alma, sobre todo,
cuando se contempla como la dermis del tiempo, hace
que aparezca esas arrugas incipientes.
En algunas tardes soleadas, podemos sentir cierto frío
al estar solo, y ello nos hace tiritar en medio de la
penumbra helada. Lo que siempre solemos permitir, es estar
inmersos en la magia, de nuestro cielo azul de esperanza

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.