Supremo Tribunal Federal de Brasil rechaza pedidos de libertad para Lula

0
60
Lula ha estado preso por un año y dos meses en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba. Foto: Getty Images.

El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil rechazó este martes por votación de tres magistrados ante dos un segundo pedido de libertad del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que se basaba en la parcialidad del entonces juez y ahora ministro de Justicia, Sergio Moro, en un proceso que estuvo marcado por motivaciones políticas y el objetivo de que el líder de izquierda no pudiera presentarse a la campaña por la presidencia.

Antes, en esta misma jornada, el STF había rechazado, con el voto favorable de cuatro de los cinco jueces, un primer habeas corpus contra la decisión del magistrado del Superior Tribunal, Felix Fischer, que había negado un pedido anterior para absolver al expresidente.

El juez ponente, Edson Fachin, dijo no reconocer “la invalidez del acto señalado como coactivo por el supuesto vicio de motivación”. El único voto a favor de este recurso fue el del juez Ricardo Lewandowski, quien consideró que hubo garantías flagrantemente desatendidas por el juez del STJ, que no permitió, en aquella ocasión, la apreciación del caso de Lula.

En el segundo habeas corpus, en el que muchos ponían sus mayores esperanzas luego de las recientes revelaciones periodísticas que pusieron al desnudo las motivaciones políticas de Moro contra Lula y su coordinación de una estrategia con la Fiscalía, los jueces, que negaron el habeas corpus por 3 a 2, argumentaron que se debe esperar hasta que se debata la conducta del juez Moro, el próximo semestre.

Si este recurso pasaba el voto de la mayoría de los jueces de la sala del STF, la condena del expresidente brasileño hubiera quedado anulada y la institución judicial ordenaría la liberación de Lula.

La solicitud de suspensión de Moro ganó fuerza tras las revelaciones del sitio The Intercept Brasil que sacó a la luz cómo interfirió en el trabajo de fiscales de la Lava Jato para negar a Lula la posibilidad de estar en la campaña por la presidencia de Brasil, cuando los sondeosen intención de voto lo señalaban como favorito.

Desde hace semanas The Intercept, del periodista y abogado estadounidense Glenn Greenwald, divulga diálogos ilegales que corroboran el papel político ejercido por Moro y el fiscal Deltan Dallagnol, coordinador de la Lava Jato, durante las investigaciones contra el expresidente.

En los últimos días aparecieron nuevas revelaciones en The Intercept que minaron aún más la credibilidad de Moro, que debía presentarse en la Cámara de Diputados para responder a preguntas de los congresistas pero viajó a Estados Unidos donde se reunirá con agencias de inteligencia y seguridad, según se informó.

Lula está preso en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba, capital del sureño estado de Paraná, desde el 7 de abril de 2018, cuando comenzó a cumplir una pena de 12 años y un mes, rebajada después a ocho años y 10 meses.

(Con información de agencias)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.