Té y otros estimulantes vegetales para rendir más y mejor

El té es la bebida que más se consume en todo el mundo después del agua y entre sus propiedades está la teína, el principio activo estimulante de la cafeína que se encuentra en el café pero también en otros estimulantes vegetales. Si quieres saber más de éstos y de la historia del té, sigue leyendo.

0
276

El té es la bebida que más se bebe en todo el mundo después del agua y esta infusión de hojas del árbol del té cuenta con distintas variedades, todas ellas beneficiosas para la salud. Las propiedades generales de la bebida es que es astringente de un sabor algo amargo y muy fresco, pero además es antioxidante, disminuye el dolor y las náuseas y es antiinflamatorio.

Existen verdaderos gourmets alrededor del té que nos instan a adquirir las hojas de té en tiendas especializadas en lugar de hacerlo en grande superficies donde se encuentran casi siempre en bolsas, si queremos beneficiarnos de todas sus propiedades, –encuentralo aquí-, y se trata de cosechas de hierbas no tan elaboradas ni escogidas.

Los pacientes de enfermedades del corazón de osteoporosis o que tienen deterioros cognitivos de cualquier clase se benefician de las propiedades de té y hay muchos estudios que avalan esta eficacia.

La L-teanina que se encuentra en el té y que no es otra cosa que el principio de la cafeína, se viene relacionando desde hace siglos con los estados meditativos y es que la historia del té es la historia misma de la humanidad.

¿Quieres saber cuáles son los distintos tipos de té?

El té blanco es el que forman las hojas más jóvenes, los brotes que surgen de los arbustos, de modo que se trata de hojas no oxidadas. Se cosecha menos que los demás porque sólo las mejores plantas lo dan, mientras que el té negro es el que más se demanda y se bebe de modo habitual en varios países del mundo, sobretodo los orientales y en el caso de Europa donde más se consume es en Inglaterra y fue llevado al país tras la colonización de la India.

El té negro cuenta con un proceso completo de oxidación, es el más estimulante de todos por la alta dosis de teína que posee y también cuenta con muchas variedades, el Ceilán, el Darjeeling, Assam y Sikkim, pudiendo escoger entre los más finos y los de sabores más rudos. Así que si viajáis a Asia, hay que tener en cuenta que ahí se llama té rojo al té negro.

El té verde, por su parte es el que contiene más principios antioxidantes junto al té rojo tal y como se le denomina en occidente, pero el tema es mucho más largo y digno de estudio, porque los gourmets del té saben distinguir cosechas de India y la China (los mayores productores del mundo) y sus distintas calidades de cosechas de otros países en que la metereología incide de un modo determinado en el secado de las hojas de té.

Irán y Turquía son los dos únicos países mediterráneos que producen té, porque todos los demás países productores, salvo Argentina, son orientales, desde Japón  a Vietnam pasando por Sri Lanka.

Un punto de inflexión en la jornada que invita a centrarse en un mismo

Vale la pena comprar el té en lugares especializados donde también se pueden encontrar tés ecológicos, así como todos los accesorios para llevar a cabo el ritual de beber té, un punto de inflexión en la jornada que invita a centrarse en un mismo, a recogerse, a darle al cuerpo una bebida reconfortante y también es un buen momento para iniciar una conversación con amigos.

Pero si queréis saber mucho más sobre la teína y los estimulantes vegetales que se encuentran en el té y en otras plantas, descúbrelo y así te cercioraras que las mejores maravillas surgen de la naturaleza, aunque a grandes dosis puedan resultar nocivas, como puede pasar con la cafeína si se consume demasiada, pero adecuadamente es ideal para concentrarse y rendir mucho más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.