Busco palabras para dotar de sentido ese cóctel de sensaciones que a veces se aúnan, implosionando nuestro ser, para después explosionar nuestro entorno, al no  ser capaz de manifestar verbal o gestualmente aquello que ahonda en mi interior.
Carezco de recursos  para mostrarte el vaivén que mi alma siente cuando se desatan las tormentas que hacen zozobrar mi rumbo vital.
Navegar a ciegas, aunque el faro este brillando y la luna acompase momentos.
Risas, lloros, un aluvión de palabras sin sentido, un silencio embriagador, todo me acompaña hacia un viaje singular.
Acunar dulcemente mi ser para no sucumbir en la ardua tarea de ser humano cada día.
Ese ligero movimiento que el viento imprime en las campanillas es el que deseo para colmar mis instantes.
Una mirada, un olor, un roce, un sonido despierta tus sentidos, mientras ese instinto tuyo busca apagar el fulgor que produce la vida cuando en plena ebullición nos muestra su belleza.
Es aquello que  te circunda, arroyo al que hurtado su cauce se desboca, rompiendo moldes dejan a su libre albedrío, la esencia que porta tu figura.
No cejes en tu empeño de ser hombre, cuando lloras al sentir la rabia de un engaño, de un no puedo, de un adiós.
Mujer, no te quedes en el pozo donde sucumbe y anega el odio, cuando el amor brota en cada espina de tu flor.
En el momento en que empiezas a conocerte, muchacho, no tengas prisa en dejar de ser niño, sin renegar puedes girar sin temor en una  enorme noria  de sensaciones, de emociones, que tus hormonas te muestran.
Vibrar, algo que la raza humana es capaz de sentir, albergar en cada pliegue de la piel momentos que dispares acompañan el vivir.
Detrito a veces la vida, personas que te amargan el día con su careto de metal, situaciones que no puedes controlar, muerte que sucumbe en la jungla en que nos arriesgamos a vivir, ratas de ciudad que sobreviven a nuestra costa, serpientes que nos agrietan la piel, escarpias que se clavan al caminar.
Todo un compendio de historias reales que acontecen cada segundo, un sutil parpadeo, una muerte, una vida, alegría, desazón, placer, orgullo, llorar, reír, emociones sin más que depende del momento en que ocupemos nuestro haber.
Sólo nosotros podemos decidir si navegar a favor o en contra, la vida no se detiene ni un efímero momento para dejarnos siquiera sucumbir si quiera a algunos de los preciados sentires, ¡ No dejes de volar……!
No hay en mi idioma palabras que definan la cuestión. Son otros los que sin miedo, lo afrontan y  le dan nombre.
Magia en que te sumergen algunas, sin perder detalle, reflexiones para uno mismo que no debemos dejar a un lado.
Enseñan que en realidad, no importan los idiomas, ni tan siquiera las personas, los lugares, las cosas, pero si aquello que queda imprimado en tu ser y refleja tu alma, no dejemos que desvanezcan, esa riqueza portadora que nos hace ser personas ……….
Etiquetas que a veces necesitamos colgar para poder discernir aquello que sentimos.
Etiquetas que os dejo, por si os ayuda a conocer vuestro interior…
en Japones algo parecido a “niño mimado”, esa agradable sensación de protección regreso a la infancia, de abandonarnos y dejar que nos cuiden los seres amados.
Impulso repentino de hacer algo peligroso, emocionante, prohibido, esa “llamada del vacio” que nos hace reflexionar para no confiar siempre en la seguridad de nuestros instintos.
En Papua Nueva guinea, “vacio sentido por una ausencia” Cuando alguien a quien sentimos cerca, nos abandona, marcha…. Lo asocian a un pequeño ritual, el día de la marcha llenan un cuenco de agua, que es el recipiente donde las energías negativas quedan, al día siguiente se vacía, quedando limpia nuestra alma.
palabra francesa cuyo significado me encanta, por mi rebeldía. Esa sensación de sentirte atrapado y agobiado dentro de esa sociedad donde todo esta perfectamente organizado y etiquetado, esas ganas de querer crear el caos.
“Mono no aware” una palabra japonesa, que marco como favorita,  expresa un cúmulo de sensaciones, sensibilidad, tristeza y sorpresa, un buen cóctel,  emociones que sentimos ante algo que es muy hermoso pero a la vez efímero: Una mariposa, una flor, un paisaje, una relación de pareja o de amistad que vivimos y gozamos sabiendo que mañana no estará……..
Marijose.-
Os dejo un vídeo que me llamó la atención, emociones, sonrisas que nunca deberían faltar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor coloque su comentario
Por favor ponga su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.