El presidente de Estados Unidos, Donald , viajó hoy a la frontera de Texas con México donde se espera que reitere que el muro es la única solución para resolver la supuesta emergencia de seguridad nacional por el flujo migratorio.

Al iniciar el viaje volvió a decir que no descarta la posibilidad de declarar una “emergencia nacional” por lo que él llama crisis migratoria y por la negativa del Congreso para aprobar los 5 mil 700 millones de dólares para el muro y con ello suspender el cierre parcial del gobierno.

“Hay una crisis en la frontera sur y el muro es el mejor y único remedio”contra esa situación que amenaza la seguridad de Estados Unidos, afirmó.

La víspera  se reunió en la Casa Blanca con los representantes demócratas, Nancy Pelosi y Chuck Schumer, en busca de lograr los fondos para la barda, pero ante la negativa de los parlamentarios abandonó la mesa y dijo que fue un”fracaso, una pérdida de tiempo”.

Su viaje a la ciudad fronteriza de McAllen coincide con el vigésimo día de un cierre parcial del Gobierno que ha dejado a cientos de miles de estadounidenses sin trabajo o sin paga.

El plan del mandatario fue una promesa de su campaña presidencial de 2016 y el mes pasado dijo que estaría “orgulloso” de cerrar el Gobierno por el tema, pero desde entonces ha culpado a los demócratas.

También ha estado considerando si declara una emergencia nacional para saltarse al Congreso y gastar así dinero del Departamento de Defensa para el muro. Los demócratas, que controlan la Cámara de Representantes, se niegan a aprobar la financiación.

Los críticos dicen que la medida sería ilegal y planean impugnarla de inmediato en la corte. Incluso algunos republicanos que quieren construir un muro han dicho que no quieren que se le saque dinero al Ejército para pagarlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor coloque su comentario
Por favor ponga su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.