Ventajas de las marcas blancas de los supermercados online

0
164

Ventajas de las marcas blancas de los supermercados online

Las marcas blancas irrumpieron en el mercado español en la década de los 70 y al cierre del pasado año, alcanzaban ya una cuota de valor del 36,2% dentro del mercado de Gran Consumo envasado, según datos publicados por la consultora Kantar Worldpanel. La revolución de los supermercados online ha impulsado el crecimiento de estas marcas de distribuidor, especialmente en categorías como alimentación, cosmética y droguería.

Pero, ¿sabes qué diferencias existen entre las marcas blancas y de fabricante en un super online? ¿Qué ventajas e inconvenientes suponen? Descubre cómo estas marcas blancas pueden ayudarte a ahorrar en la compra online del supermercado.

Marcas blancas y perfiles de consumo en el supermercado online

Las marcas blancas o marcas del distribuidor son aquellas desarrolladas por las propias compañías de distribución. Los fabricantes también las emplean, por ejemplo, para lanzar al mercado segundas marcas similares a la principal, pero con menor precio o prestaciones. En el caso de las superficies de distribución, el objetivo fundamental de estas marcas propias es fidelizar a los clientes con productos exclusivos.

El auge de las marcas blancas tiene mucho que ver con la transformación del perfil del consumidor durante la época de crisis económica. Cuando el presupuesto para comprar comida online es ajustado, los consumidores se acostumbraron a comparar productos de diversos establecimientos, en busca de la mejor oferta. Durante los últimos años, las marcas blancas han servido como reclamo para conseguir que los consumidores realicen sus compras dentro de una determinada enseña.

Impulsado la distribución minorista

Las marcas blancas han sido una de las palancas impulsoras del crecimiento del mercado minorista durante los últimos años, marcados por una complicada coyuntura económica. El despegue de los supermercados online ha reforzado la importancia de estas marcas propias, poniéndolas al alcance del consumidor, sin necesidad de salir de casa. Al cierre del pasado año, las marcas blancas contaban con una cuota de distribución del 36,2% sobre la facturación total del mercado del Gran Consumo envasado, según datos de Kantar Worldpanel. Sus expertos apuntan además que, si tenemos en cuenta también los productos de marca exclusiva y los productos sin marca, esta cuota alcanzaría el 40%.

Los productos frescos continúan siendo el principal caballo de batalla de la distribución en este mercado. Aunque el consumidor se muestra muy receptivo a comprar comida online cuando se trata de productos envasados, a medida que aumenta la confianza en este mercado, también se incrementan las ventas de productos frescos.

¿Por qué son más baratas las marcas blancas?

En sus inicios, las marcas blancas convencieron al consumidor por sus precios bajos, claves para la economía doméstica de muchas familias en una época marcada por las dificultades económicas. En esta primera etapa, el consumidor percibía estas marcas como una oportunidad de ahorro, pero también consideraba que la calidad de estos productos era menor comparada con las marcas de fabricante. La propia denominación de ‘marcas blancas’ proviene de estos primeros envases, muy sencillos en cuanto al diseño para ahorrar costes.

Sin embargo, a la hora de la compra online en el supermercado, como Condisline, en muchas categorías apenas existen diferencias entre los productos de marca blanca y los de fabricante. La razón es que, en muchos casos, las compañías encargadas de su fabricación son los mismas. Para desarrollar sus gamas propias, los distribuidores mantienen acuerdos con las principales empresas fabricantes de cada sector, con lo que no hay merma en la calidad.

Ahorro en costes de innovación

El ahorro en innovación es otra de los motivos que explican los precios imbatibles de las marcas blancas. Estas marcas imitan o se inspiran en productos ya existentes en el mercado. Para ser más atractivo, el producto de marca propia se comercializa a un precio más bajo que el del original o bien con prestaciones reducidas. De esta forma, las cadenas de distribución aprovechan la innovación generada desde el sector de los fabricantes para mejorar la oferta de sus supermercados online, evitando los costes que esto implica.

Marketing y diseño para marcas propias

Otro de los secretos de las marcas blancas es prescindir de las campañas de marketing y publicidad y reducir al mínimo los costes asociados al diseño, con envases y packagings muy sencillos. Los gastos de comercialización asociados a estos productos también son menores, con lo que los supermercados online pueden presentar al consumidor una oferta con una excelente relación calidad precio en productos presentes en cualquier cesta de la compra.

Para impulsar, las marcas propias cuentan con un espacio preferente en los lineales y se potencia el marketing en el punto de venta. ¿Prefieres comprar comida online? Localizar productos de marca blanca también es muy sencillo en los super online. El supermercado online Condisline, división digital de la compañía catalana Condis, ofrece la posibilidad de realizar búsquedas limitándose solo a productos de sus marcas propias, haciendo el proceso de compra más fácil y rápido.

Categorías de producto y marcas blancas en tu super online

Inicialmente las marcas blancas se centraban en productos de consumo frecuente, dentro de categorías como la alimentación, la droguería y el cuidado personal. Hoy las marcas blancas han aumentado su presencia en los lineales, tanto dentro de las tiendas físicas como si hablamos de supermercados online, ampliando su oferta a nuevas categorías. Más del 40% de los productos de alimentación seca comercializados en el mercado detallista español durante el último año pertenecen a marcas blancas. En el caso de la droguería, este porcentaje aumenta hasta el 60% del volumen de ventas.

Las compañías de distribución suelen contar con varias marcas blancas, orientadas a diferentes nichos de consumo. La cadena Condis, por ejemplo, dispone de hasta cinco marcas propias, con más de 80 referencias: Condis, La Charcutería de Condis, La Quesería de Condis y S-Line, dentro de la categoría de alimentación; y Balneris, para productos de cuidado personal, higiene femenina y cuidado infantil. Todas estas marcas están disponibles tanto en sus tiendas físicas como en su super online Condisline. Además de las ventajas de las marcas blancas, comprando en este supermercado online también podrás acceder a muchas ofertas, disponibles solo en el mercado digital.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.