Rusia y China vetaron hoy un plan de Estados Unidos de utilizar el Consejo de Seguridad de la ONU como plataforma en su campaña antivenezolanabasada en una resolución de Washington contra la nación sudamericana.

Moscú y Beijing bloquearon la aprobación del texto que reclama la celebración de nuevas elecciones generales en Venezuela, donde el pasado año fue reelecto el presidente Nicolás Maduro con el 67 por ciento de los votos.

El documento mantiene la tesis de la Casa Blanca de desconocer a Maduro como mandatario constitucional al pedir el restablecimiento de “la democracia y del estado de derecho” en esa nación.

También reclama la entrega de la supuesta ayuda humanitaria ante la supuesta crisis en ese país.

“Allí (en ese documento) no hay nada nuevo. La misma mezcla de demagogia, acusaciones recurrentes y ultimátum”, expresó esta mañana la vocera de la cancillería rusa, María Zajárova, al adelantar la postura de Moscú.

El proyecto de resolución de Estados Unidos contó con nueve votos a favor, tres en contra y tres abstenciones.

Bajo presiones de la Casa Blanca, el 26 de enero el Consejo de Seguridad abordó la situación en Venezuela, aunque varios miembros de ese órgano consideraron que el tema no debía ser analizado porque no representa una amenaza a la paz y la seguridad internacionales.

Para aprobar una resolución en esa instancia de la ONU, de obligatorio cumplimiento, se necesita el voto favorable de al menos nueve de sus 15 miembros y que no exista el veto de ninguna de las potencias con esa prerrogativa: Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido y Francia.

En las últimas semanas las autoridades de Caracas denunciaron que la decisión del dirigente opositor Juan Guaidó de autoproclamarse presidente fue tomada en Washington.

Al respecto, en reiteradas ocasiones el Gobierno venezolano condenó la campaña orquestada por Estados Unidos con el respaldo de países de la región, que incluye el llamado a los militares a desconocer a Maduro como presidente legítimo y la creación de una crisis artificial para justificar una invasión armada.

Este fin de semana el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, volvió a amenazar con una agresión militar y afirmó que los días de Maduro “están contados”.

Recientemente tanto el presidente Donald Trump como su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, consideraron como una opción la intervención armada.

En enero Bolton fue fotografiado en una conferencia de prensa en la Casa Blanca con un bloc de notas amarillo con la frase “5 mil tropas a Colombia”, donde el Pentágono tiene bases militares que podría utilizar el Comando Sur para lanzar un ataque contra territorio venezolano.

(Con información de Prensa Latina)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.