15.6 C
Málaga
miércoles, diciembre 7, 2022

Directorio

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Echenique define a Podemos como el partido que no acepta vetos en el CGPJ ni el “furor bélico” en Ucrania

  • Presume de ser el partido de izquierdas que más ha conseguido «en 80 años en España»

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados y secretario de Programa de Podemos, Pablo Echenique, proclamó este viernes que “Podemos es una forma de hacer política” que, entre otras cosas, se caracteriza por no aceptar vetos a cargos públicos como el de Vicky Rosell para el CGPJ, por plantarse ante el “furor bélico” en Ucrania y por no moderar su discurso “para que nos cuiden determinados medios de comunicación”.

Echenique mencionó estos dos elementos, que han separado a Podemos de otros actores de su espacio político, empezando por la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, en su discurso en la inauguración de la llamada Universidad de Otoño del partido, que se celebra este fin de semana y a la que, a diferencia de en la edición del año pasado, no ha invitado a miembros de Izquierda Unida.

El portavoz parlamentario se declaró “orgulloso” de formar parte de Podemos, formación de la que dijo que “ha conseguido más que ninguna fuerza política de izquierdas en 80 años en España”, y lo argumentó enumerando el fin de la austeridad, la subida del Salario Mínimo Interprofesional, el Ingreso Mínimo Vital, los impuestos a bancos y grandes fortunas, la revalorización de las pensiones, la intervención en el mercado del alquiler, y las leyes del Ministerio de Igualdad. Nada de eso, aseguró, se habría aprobado sin Podemos en el Gobierno.

Sin embargo, antes y después, Echenique también mencionó capítulos de resistencia como ante el pacto de investidura entre el PSOE y Ciudadanos en 2016 y las supuestas presiones mediáticas para que Podemos no se empeñara en un Gobierno de coalición en 2019. “Podemos es una forma de hacer política”, proclamó, y lo enlazó con algunas de las últimas peleas en las que se ha enfrascado la formación.

Sucesivamente, preguntó en primera persona del plural si Podemos acepta “un veto cacería” a Rosell por parte del PP, si se doblega “ante la hegemonía mediática” o se planta “ante el discurso de furor bélico” sobre Ucrania, o si va a “dejar de decir verdades difíciles para intentar que nos cuiden determinados medios de comunicación”.

«LUGARES DE PODER»

Echenique terminó reiterando que Podemos seguirá diciendo “al bloque de poder que tenemos todo el derecho a ocupar todos y cada uno de los lugares de poder que legítimamente nos corresponden”, una nueva alusión al veto del PP, aceptado por el PSOE y por Díaz, aunque finalmente las negociaciones saltaran por los aires, a que Rosell formara parte del nuevo Consejo General del Poder Judicial.

El orador ya había comenzado su intervención equiparando que “los portavoces de la derecha mediática y de la progresía mediática” coinciden en dos cosas: en que el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, “es muy moderado”, y en “repetir muchas veces que Podemos está muerto para ver si algún día nos acaban matando”.

Antes que él, la secretaria de Organización de Podemos, Lilith Verstrynge, ensalzó que más de 35.000 personas han participado en las primarias de Podemos para elegir a sus candidatos a las elecciones autonómicas y municipales, y se propuso “liderar el espacio de la izquierda” abriéndose al debate ideológico con “una organización viva y activa”, convencida de poder gobernar mejor que el PP, el PSOE o “la política de lo estético”, que no personificó en nadie concreto pero de la que dijo que busca la permanencia y no la transformación.

Verstynge resaltó la importancia de las elecciones municipales por su efecto sobre la cotidianeidad de la gente y por su posibilidad de “reunir el mundo que soñamos con el mundo que nos encontramos, hacer que la utopía del mañana forme parte del aquí y ahora”.

Junto a Echenique y Verstrynge, tomaron la palabra en términos similares algunos de los candidatos del partido a las elecciones de mayo, como los cabezas de lista a las autonómicas madrileñas, valencianas y canarias, Alejandra Jacinto, Héctor Illueca y Noemi Galera; o los aspirantes a las alcaldías de Palma, Gijón o Alcorcón, Lucía Martín, Olaya Suárez y Jesús Santos, respectivamente.

Jacinto, además, advirtió de que sería un error pensar que la batalla se dirimirá en las elecciones generales y obviar las autonómicas y municipales, e Illueca, vicepresidente de la Generalitat valenciana, de lo difícil que es gobernar con el PSOE en la actual correlación de fuerzas.

(SERVIMEDIA)

Sigue nuestras noticias

Redacción
Redacción
Redacción incluye las notas publicadas por nuestro equipo más las que provienen de agencias de prensa y comunicados institucionales.

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Vivimos en redes

7,525FansMe gusta
441SeguidoresSeguir
839SeguidoresSeguir
- Publicidad-

Últimos artículos

Ir a la barra de herramientas