15.8 C
Málaga
lunes, noviembre 28, 2022

Directorio

El Premio Sájarov y el caso Assange

Por Silvia Nocera – Pressenza

En los últimos días han sucedido ya demasiadas cosas que no hubiéramos creído que pudieran ocurrir.

Así que tratemos de imaginar el milagro: «Julian Assange gana el Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia».

Para los que no están familiarizados con el tema, Andrei Sájarov (1921-1989) es un físico ruso nacido en una familia de clase alta en el periodo post-revolucionario. Estudió durante los difíciles años de la Segunda Guerra Mundial y luego se dedicó, entre otras cosas, al programa nuclear soviético con espíritu patriótico, actividad que continuó durante la Guerra Fría. Pero en la segunda mitad de la década de 1950 se opuso a las pruebas nucleares con fines bélicos. Posteriormente, comenzó a acercarse a los círculos clandestinos de la disidencia y, en 1968, su ensayo Progreso, convivencia y libertad intelectual circuló clandestinamente con éxito mundial, hasta el punto de ser publicado en el New York Times. Según Sájarov, es necesaria una ley de libertad de prensa e información para contrarrestar la censura y fomentar el espíritu crítico y la búsqueda de la verdad. En 1975 ganó el Premio Nobel de la Paz, pero el gobierno, además de criticar duramente el premio y los criterios de concesión (dada su colaboración en el plan nuclear soviético) no le concedió un visado para salir de la URSS.

En su discurso, leído por su esposa, que pudo recogerlo en su nombre, hay un pasaje que resuena en mi cabeza:

«Es intolerable pensar que, mientras estamos reunidos en esta sala para esta solemne ceremonia, cientos, miles de presos de conciencia sufren amargamente desde hace años el hambre, la falta de medicinas, el trabajo agotador; tiemblan de frío, de humedad y de agotamiento en cárceles semioscuras; se ven obligados a luchar sin cesar por su dignidad humana, a defender sus convicciones contra la máquina de reeducación, que en realidad les rompe el alma.»

Tras 7 años de reclusión en la embajada de Ecuador en Londres y 3 años de prisión en Belmarsch, Julian Assange es ahora candidato a un premio que seguramente no cambiará lo que ha vivido, pero que podría ser un símbolo. Un mensaje simbólico al poder que, a pesar de tratarse esta vez del mundo occidental y democrático, sigue censurando, falseando la información, hipnotizando y reencarnando (más que reeducando) a través de su beligerante propaganda.

Es intolerable pensar que, junto a Assange, tengamos como candidato al presidente ucraniano Zelensky, cuyo pensamiento nunca ha demostrado ningún tipo de libertad útil para el ser humano.

El Premio Nobel de la Paz fue concedido este año a tres partidos, entre ellos Memorial, la asociación fundada por Sájarov en Rusia, cuya sede fue cerrada por el gobierno en abril de este año. Sería impresionante ver el Premio Sájarov en los próximos días en manos de algún representante de Julián, porque obviamente no podrá recibirlo en persona, como símbolo de desafío al poder de esta otra parte, como para decirles a ambos: no sois invencibles, los humanos somos más fuertes.

¿Tendrá la comisión que concederá el premio el valor de hacerlo?

El sitio web del Parlamento Europeo dice: «El Premio Sájarov cruza las fronteras, incluso las de los regímenes represivos, para recompensar a los activistas de los derechos humanos y a los disidentes de todo el mundo.»

Para nosotros, Julian Assange ya ha ganado.

Silvia Nocera
Classe 1968. Scrittrice e traduttrice free lance. Da sempre impegnata nel superamento della sofferenza personale e sociale. Responsabile dello sviluppo italiano dell’associazione Centro delle Culture fino al 2007, dal 2009 Messaggera di Silo. silvianocera.net

 

Sigue nuestras noticias

Redacción
Redacción
Redacción incluye las notas publicadas por nuestro equipo más las que provienen de agencias de prensa y comunicados institucionales.

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Vivimos en redes

7,525FansMe gusta
441SeguidoresSeguir
839SeguidoresSeguir
- Publicidad-

Últimos artículos

Ir a la barra de herramientas